Proyecto Hackcamera.com

Hackeando tu DSLR

Tercero: poniendo la lente

cinta de fieltro en la rosca del obturador

Obturador con la cinta de fieltro en la rosca trasera. (c)Pedro Pernías, 2010. Algunos derechos reservados

Poniendo el obturador/lente

Si hemos seguido los pasos correctamente, en estos momentos tendremos ya el tubo de extensión, con su adaptador para bayoneta CANON en un lado y la tapa perforada en el otro. El tubo con tapa podrá deslizarse ligeramente (más o menos 1 o 1,5 cm dentro y fuera del tubo de extensión pero quedará siempre sujeto gracias al fieltro.

La tapa tendrá una perforación del tamaño de la rosca trasera del conjunto obturador/lente e incluso, si es necesario, habremos hecho un agujero para encajar el tetón del conjunto mencionado.

Ahora pondremos una tira de fieltro alrededor de la rosca de la lente. Debe quedar bien firme. Si se pudiese, lo mejor es pasar la rosca por el agujero y atornillar por detrás la tuerca de sujección que el obturador tenía originalmente para cogerse a la cámara de fuelle.En ese caso, el fieltro habrá de ser dispuesto en forma de anillo para que selle las posibles fugas de luz que pudieran quedar entre el obturador y la tapa de plástico.

En cualquier caso, el obturador deberá quedar firmemente sujeto al conjunto tubo/tapa.

Y pasamos a insertar el conjunto obturador/tubo con tapa en el tubo de extensión.

Ya tenemos montado el objetivo. Ahora necesitaremos ajustarlo.

objetivo zeiss-ikon acabado

Objetivo terminado. el fieltro rojo permite alejar o acercar ligeramente la lente zeiss al plano focal. (c) Pedro Pernías, 2010. Algunos derechos reservados.

El ajuste

Ahora ya podemos montar la lente recién terminada en la cámara. Aseguraos primero de que no tiene fugas de luz aunque sea “caseramente”: En un sitio en que haya bastante luz, cerrad el obturador o tapar la lente con una tapa completamente opaca y pegároslo al ojo durante un minuto por el lado del adaptador hasta que la retina se acostumbre a la oscuridad. No debéis poder ver ninguna fuga de luz

Si ya está preparado, podéis ponerlo en la cámara y ajustar el enfoque.

Para ajustar el objetivo y poder usarlo para hacer fotos hay que dar con la distancia exacta en la que la lente puede enfocar perfectamente al infinito.

Para ello:

  • poned el anillo de enfoque del obturador/lente a infinito (si no tiene es que la lente está preparada para enfocar siempre a infinito) y el diafrgama del obturador en la posición de máxima abertura.
  • mirando por el visor a algún punto que esté bien lejano moved el conjunto tapa/objetivo hacia adentro o hacia afuera suavemente hasta que veáis ese punto perfectamente enfocado.
  • una vez que el punto lejano esté enfocado, apuntad el objetivo hacia algo que esté cercano y que podáis calcular la distancia a la que está.
  • usando solo el anillo de enfoque del obturador/lente, enfocad con el visor y comprobad que la distancia que marca es correcta. Si no, volved a ajustar a infinito de nuevo

    Si el anillo de enfoque no mide bien la distancia no es muy grave: a fin de cuentas casi siempre se va a enfocar mirando por el visor y, aunque el anillo marque una distancia “x”, lo que importa es que está enfocado.

    Naturalmente la cámara no podrá usar sus funciones “autofocus”. Siempre se tendrá que enfocar a mano. Cada vez que se  desarme el conjunto del objetivo conviene que se vuelva a ajustar el enfoque a infinito. Una solución es marcar con un rotulador dónde queda el tubo de extensión con respecto a la lente pero tampoco es muy fiable de una vez para otra.

    Ya hemos hablado del enfoque. Ahora nos queda hablar de la exposición….

    • Se puede  seguir usando el fotómetro de la cámara. Yo la pongo en manual y en mi RebelXSI/450d aparece una pequeña escala que me indica si voy a sobreexponer o a subexponer. Para mi lente, dispongo el modo de medición en “promediada ponderación al centro”, pero eso es cosa de gustos.
    • Fijo una velocidad en la cámara -hay que tener en cuenta que este objetivo pesa muy poco. Se puede susar velocidades lentas que con otras lentes estarían prohibidas.
    • El obturador tiene un diafragma que suele ir de 4,5 a 22. (depende del obturador que uses). Para enfocar conviene que el obturador esté en la máxima apertura, pero tras enfocar, hay que cerrarlo hasta que la escala del fotómetro se equilibre o llegue hasta donde tú quieras.
    • El caso es que tras enfocar manualmente y ver lo que me dice el fotómetro de la cámara, cierro el diafragma y disparo.
    • Por supuesto, se puede dejar el diafragma en una posición fija y mover el dial de velocidad de la cámara hasta que el fotómetro quede en la posición deseada.

    El caso es que hacer una foto con esta lente llevará un poco más de tiempo que hacerlo con la que soléis utilizar. No os impacientéis. Relajaos y gozad…

    (próximo capítulo: haciendo fotos)

    Posted in Sin categoría by admin on octubre 12th, 2010 at 20:13.

    Add a comment

    No Replies

    Feel free to leave a reply using the form below!


    Leave a Reply

    You must be logged in to post a comment.